Idea fundacional

 

fundadora2
Madre Fundadora

Durante la travesía de España a México, en una tarde y  con el alma desgarrada por su dolorosa y  humillante situación, pensaba: ¿qué quería Dios de ella? Cruzó por su pensamiento esta idea: “¡una fundación! ” y al punto se respondió a sí misma “¡no, eso no; actualmente no hay necesidad alguna en la Iglesia que no esté ya satisfecha!”

Al pasar el tiempo,  la idea de la fundación fue siendo más clara.

En una ocasión se encontraban todos de vacaciones en la hacienda de su tío Don Lorenzo. Ella y su prima Pilar fueron a ayudar a dar catecismo en la parroquia y al terminar fue que se pusieron a comentar la urgente necesidad que había de catequistas, fue ahí “como un rayo” – escribiría ella – una luz le dijo: ¡eso, eso es lo que necesita la Iglesia! ¡Una Congregación de Catequistas!

 En cuanto pudo acudió al Padre Laureano Reynoso S.J. quien después de hacerle varias preguntas y aclararle lo de la fundación, le envió con el Obispo de su Diócesis, el Excmo. Sr. Don Leopoldo Ruíz y Flores, quien providencialmente tenía en mente la misma idea.

El Excmo. Sr. Leopoldo Ruíz y Flores, desde el año 1910 a 1922, apoyó  a Nuestra Madre Eugenia con los trámites a la Santa Sede para el permiso de la fundación  y la recomendó con el Obispo de Querétaro, el Excmo. Sr. Francisco  Banegas Galván,  para que aquí se realizara.

La Madre Eugenia siguió luchando sola, por la consolidación de la Congregación, hasta que el Excmo. Sr. Obispo de Querétaro Don Marciano Tinajero y Estrada, dio  el decreto de los Votos Perpetuos concedido el  15 agosto de 1948.

Solía decir con frecuencia: “pidamos la consolidación de la Congregación” porque desde el año 1910 hasta 1948  fue un continuo orar, estudiar, trabajar, y consultar.

El patrimonio que dejó a sus hijas son: sus escritos donde se descubre una gran mujer de  oración, de fe, amor, esperanza, perseverancia, humildad y fidelidad a la Iglesia.

Después de una vida llena de virtudes y entrega al servicio de Dios, nos deja con fundamentos bien cimentados y regresa a la casa del Padre Eterno el día 22 de octubre de 1962.

Instituto religioso femenino católico

error: Content is protected !!