Archivo de la categoría: Eventos especiales

HNA. CHELA

Profesión perpetua23 de noviembre del 2014

En la fiesta de Cristo Rey… escuchaste la voz del Amado y no tardaste en responderle con palabras llenas de humildad y obediencia: “Aquí estoy Señor, Tú me has llamado”.

            Yo sé que esperabas este momento con un deseo que iba más allá del deseo de pasar todavía otro día más aquí entre nosotros.

            Él te llamó así, en un momento para nosotros inesperado… él te tomó en sus brazos para darte descanso en las fatigas que cargabas contigo. Él te abrazó para confirmarte su amor primordial, Él había apoyado su cruz sobre tus hombros. Pero tú nunca te negaste a cargarla porque tú lo amaste desde tus primeros años de vida. Así como él mismo se encargó de enamorarte y darte a entender que “no era fácil” y aun así le dijiste siempre que sí. Él ahora te ha hecho ver la morada que te había preparado desde el primer momento en que pensó darte la vida, vida que perdurará por siempre. Por eso me consuela el hecho de saber que vivirás en Dios y por lo tanto estarás también junto a cada uno de nosotros, junto a mí, mi hermana, amiga y compañera de camino de esta tu pobre hermana.

            Vela sobre mí y diles a Jesús, a María y a todos los Santos, a mi mamá y a mi papá que logren convertirme plenamente al Amor Eterno. Tú sabes que yo he sido muy débil, por eso ahora tú tendrás el tiempo de ayudarme y jalarme hacia Dios. Te me fuiste, me cuesta creerlo, pero esta realidad nadie la puede cambiar, todo está en las manos de Nuestro Amado. Recuerdo siempre tantos momentos que pasamos juntas desde el año 1990 hasta ahora 2014. En la escuela, en la comunidad, en el D.F., con nuestras familias, con nuestros amigos…

            No sé si te cansé de decirte miles de veces que te quiero mucho… hoy repito mi sentimiento: te quiero mucho Chela, porque en ti descubrí la bondad, la paz, la paciencia, la sumisión, la humildad, la caridad, la disponibilidad, el respeto, la sencillez, la aceptación, el negarte a ti misma para hacer la Voluntad de Dios, la donación , el ser humana ante las necesidades de los demás, es decir tu generosidad, la fortaleza, el valor de hacer las cosas superando tus temores, la docilidad de descubrir y aceptar y acoger el amor de Dios en la vida.

            Juntas enfrentamos momentos difíciles en nuestro camino… supimos aceptarnos aún en nuestra forma de ser que no siempre fue fácil pero supimos mantener nuestra amistad. También gozamos juntas en muchas experiencias de la vida. Aprendimos estudiando juntas desde la Preparatoria, UPM… no sólo enseñanzas teóricas, sino que también aprendimos a ser hermanas.

            Es un placer poder confirmar que somos amigas. Pero para mí es dolorosa tu partida pues ya no te veré más en esta tierra, no escucharé tu voz, no te haré reír, no me tendrás que soportar más. Ahora pasas a una vida mejor que esta. Si puedes dame a conocer cómo es la Vida en Dios. Yo esperaré el momento en el que el Señor Jesús me llamará también a mí… espero tener la paciencia para este momento; bueno, Él se encargará de todo.

            Gracias por todo lo que hiciste por mí, nunca terminaré de agradecerte lo mucho que me ayudaste en cada momento que te necesité. Tú estuviste siempre, sé que seguirás estando cerca de mí. Gracias de corazón.

            Gracias por lo que hiciste por nuestra comunidad, por cada hermana que te buscaba, aunque no te alcanzaba el tiempo para todas, yo comprendo. Gracias por tu donación a la Iglesia, en cada lugar donde estuviste fuiste siempre una persona dispuesta a servir a tus hermanos.

            Chelita, te quiero mucho, te llevo en mi corazón con el amor que Cristo infundió en cada una. Ahora ve al encuentro de tu Señor, ve, esposa amada por Cristo, no veas hacia atrás, nosotros desde aquí estamos acompañándote, Él te lleva en sus brazos, amada suya. Goza eternamente de su Amor, de su Presencia, admira su Majestad, contémplalo por toda la eternidad.

Un día nos encontraremos… cuando Él lo quiera. Nosotros nos quedamos todavía aquí, en este valle de lágrimas. Caminamos más lentamente, pero con la esperanza de llegar un día a vivir por siempre en el Señor. Confiaremos siempre en su Infinita Misericordia. Ruega por todos tus seres queridos, por quienes te amamos y te llevaremos en nuestros corazones.

Hasta pronto compañera, hermana y amiga.

María del Consuelo del Señor de la Misericordia Nieves Ordaz

C.M.S. O.S.B.

MONSEÑOR GIANFRANCO DE LUCA

OBISPO DE LA DIÓCESIS DE TERMOLI LARINO

I T A L I A

 

Querida Madre Superiora

Hermanas todas

La noticia de esta imprevista partida a la Casa del Padre de nuestra querida Chela, me llenó de un dolor profundo. Comparto mi oración con ustedes en este momento tan duro por esta pérdida.

Le agradezco al Señor por haberme dado la posibilidad de conocer a Chela, mujer positiva, optimista, transparente, discreta y concreta. Jesús la acogió en su Reino hoy, en la Solemnidad de Cristo Rey. Es un signo de que ya se cumplió el camino de nuestra hermana y esto nos da paz en la gratitud. Chela está en el Cielo, para esto nació, por ello respondió al Amor de una manera total.

También con la coincidencia del próximo inicio del año de la Vida Consagrada  que ya está a la puerta. Un capullo que nace en el Paraíso. El Padre transformará su y también nuestro dolor en bendición y ésta grave pérdida en “ganancia”. La fe lo acredita.

Quiero renovar mi “Sí” a Jesús Crucificado, para ser solo y cada vez suyo, las invito a hacerlo, sea de manera personal y comunitariamente. Esta noche las pongo en el corazón de Jesús. En la Santa Misa que voy a celebrar junto con cuatro sacerdotes desde Polonia, donde estoy, con motivo de la preparación a la Jornada Mundial de la Juventud del 2016.

Mañana a las 14:30 hrs. celebraré en Chestokowa, propio en el Altar de la Virgen, le ofreceré en su nombre a esta su hija predilecta junto con cada una de ustedes para que las haga cada vez más semejantes a ella, la Virgen Fiel.

Seguramente,  la Madre Eugenia, acoge a esta su hija en la gloria del Padre y a cada una de ustedes las colmará de consuelo y bendiciones para una vida renovada en la fidelidad al Esposo y llena de frutos. Les doy un abrazo en Jesús y las bendigo a todas.

+ Gianfranco, Obispo.

Seguir leyendo HNA. CHELA

MADRE MICAELA

BIOGRAFÍA

HERMANA MICAELA DE LA NATIVIDAD, ACEVEDO VILLEGAS

  • Nació el 05 de mayo de 1930 en Tingambato, Mich.
  • Sus padres fueron Don Francisco Acevedo y Doña Juana Ventura Villegas.
  • Recibió el sacramento del Bautismo el día 11 de mayo de 1930 y la confirmación el 26 de julio de 1931.
  • Ingresó en el Instituto de Hermanas Catequistas de María santísima el 14 de agosto de 1947, y el 14 de agosto de 1948 tomó el velo de postulante.
  • El 15 de septiembre de 1948 ingresó al noviciado e hizo su profesión Temporal el 15 de septiembre de 1950, y la Profesión Perpetua el 15 de septiembre de 1955.
  • Celebró sus Bodas de Plata en el año 1975 y sus Bodas de Oro el 15 de agosto del año 2000. Celebraciones que su familia y comunidad religiosa conservan recuerdos muy gratos.

Parroquias donde prestó sus servicios como Religiosa Catequista de María Santísima:

  •  San Bartolomé y san Felipe de Jesús en México D.F.
  • San José y san Antonio en Xalapa, Ver.
  • Nuestra Señora de Guadalupe en Querétaro.
  • Nuestra Señora de los Dolores, en el Capulín, Gto.
  • En san José Iturbide,Gto.
  • En Huitzuco, Gro.
  • En la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús en Lombardía Mich.
  • En el Templo del Espíritu Santo en Querétaro.
  • Estuvo también en la casa local de San Cayetano, Col. Brujas, Qro., y hasta el día en que el Señor la llamó a su presencia, el día lunes 03 de noviembre de 2014, en la casa Central ubicada en Madero no. 120.

Hoy, llenos de gratitud, reconocemos esta labor pastoral realizada por la madre Mica, llena de frutos por sus buenas obras y que ahora son una feliz realidad. Agradecemos también infinitamente a su familia que supo infundir en ella nobles y valiosos sentimientos.

Que la oración de sus familiares y amigos se una a la nuestra para interceder por ella ante nuestro Padre Dios y así exclamar con el salmista:

 

¡EN TI, SEÑOR, ESTÁ LA FUENTE DE LA VIDA

Y EN TU LUZ VEMOS NUESTRA LUZ! 

Madre Mica 1

HOMILÍA EN SU FUNERAL

Santiago de Querétaro a 4 de noviembre de 2014

 R.M. MARÍA LUISA

ESTIMADAS HERMANAS CATEQUISTAS DE MARÍA SANTÍSIMA

FAMILIARES DE LA MADRE MICA

HERMANOS TODOS EN CRISTO JESÚS.

Nos hemos reunido para celebrar el Santo Sacrificio Redentor de la Eucaristía, en el día del tránsito de la madre Mica. Y la Palabra de Dios en este día y en esta circunstancia tan humana, dolorosa y misteriosa: la muerte; nos ayuda a situar está realidad desde el ámbito de la fe en Cristo Jesús.

La primera lectura del apóstol san Pablo a los Corintios, nos recuerda el Poder de Aquel que resucitó a Jesús y que nos resucitará a nosotros. También nos vemos beneficiados con la salvación para que la muerte no tuviera dominio absoluto sobre los hijos de Dios.

“No nos acobardamos”, porque enfrentamos esta realidad con fe en las promesas de Jesús. De tal modo que nuestro miedo psicológico, natural de muerte (tánatos), se ve superado por el Eros, es decir por el Amor con Mayúscula que Dios nos participa.

“Aunque nuestro cuerpo se va desgastando, nuestro espíritu se renueva de día en día”. El cuerpo de  madre Mica, o mejor dicho toda su persona, ya cumplió su misión. Tuvo un proceso evolutivo de manera natural y sus miembros y facultades estuvieron al servicio del Plan de Dios. Aunque su cuerpo de vio desgastado por el servicio, los años y la enfermedad, su  espíritu nunca envejeció ni enfermó. “Nuestros sufrimientos momentos momentáneos y ligeros producen riqueza eterna”. La madre Mica ante su agresiva enfermedad,” fue probada como el oro en el crisol”, y nos dio ejemplo de fortaleza, aceptando la Voluntad Divina y ofreciendo su dolor para la santificación de sí misma y la de su familia tanto consanguínea y religiosa.

La mirada de la Madre  Mica, siempre tuvo puesta su mirada en lo que no se ve, de manera que no hubo apegos temporales que impidieran el seguimiento y la fidelidad a su Esposo. Supo ubicar la temporalidad como medios de supervivencia y buscaba con ansia y deseo los del cielo. Nunca se metió en política o la búsqueda de ascensos, sino se dedicó a servir a sus hermanos en lo que se le encomendaba.

En el Evangelio el autor sagrado nos ofrece una reflexión acerca del Reino de los Cielos. Para poder ser partícipe de él, es necesario tener una actitud previsora y de vigilancia. Representado en los personajes de éstas diez jóvenes, cinco previsoras y cinco descuidadas; nos vemos confrontados todos en la vida. El Esposo (Dios) vendrá nuevamente y ¿en qué condiciones nos encontrará?

Las lámparas nos simbolizan la actitud de vigilancia y seguridad, de disipar las tinieblas y ver con claridad al Esposo cuando llegue y recibirlo. Una lámpara sin aceite no sirve de nada, más que para el decoro; por tanto el aceite ayuda a que la lámpara tenga razón de ser y cumpla su función. En este aceite está representado todos los recursos que necesitamos para la vida: espirituales (la fe), psicológicos (afecto, amor), socioculturales etc; que dan sentido a nuestra existencia. La madre Mica fue una virgen previsora, era consciente de que la lámpara de su vida necesitaba aceite. En las distintas etapas de su vida procuró renovar su lámpara con más aceite, que ella tenía preparado, para que su persona y su vocación religiosa no se viera apagada y se perdiera del encuentro con su Esposo. Hoy la madre Mica, va al encuentro de su Esposo con su lámpara encendida, como cuando profesó y  que llevaba simbólicamente una lámpara material significando la actitud de vigilancia a la que se comprometía en todos los años que el Señor le concediera de vida religiosa. Hoy se presenta la madre Mica, ya no con una lámpara simbólica, sino con la lámpara  real de su persona, manifestado en su actitud fiel y vigilante.

¡Qué dichosa es la madre Mica, que su Esposo, la encuentra en estas circunstancias!. Ahora le invita a disfrutar del banquete de las bodas del Cordero. Hay una cambio del dolor y sufrimiento , al goce y disfrute del festín de su Señor.

La madre Mica fue una mujer consagrada que vivió el Evangelio y la Regla de San Benito, por eso esperamos que ésta hija de san Benito y de la Madre Eugenia González Lafón, le acompañen a obtener su recompensa por ser hija fidelísima.

No es azaroso que la madre Mica haya sido llamada a la Casa del Padre, en el día de san Martín de Porres, el humilde mulato que se santificó con la escoba y el cuidado de los enfermos (yo los curo, pero Dios los sana). De la misma manera la madre Mica el caracterizó siempre una vida llena de virtud de humildad y sencillez en sus quehaceres propios de la vida consagrada.

Aprendió bien de la Santísima Virgen María la actitud de “meditar esas cosas y guardarlas en su corazón” las cosas que no entendía, los problemas y lo que no estaba en sus manos darle solución.

El santoral de la Iglesia Universal nos propone muchos modelos para aspirar a la santidad, pero ustedes tuvieron el privilegio de tener de cerca a una mujer consagrada sumamente santa, la madre Mica.

Hermanas Catequistas de María Santísima, se queda como ejemplo de vida consagrada la madre Mica, aprovechen lo que les transmitió en vida: su sabiduría, enseñanzas y su testimonio de fidelidad; para que también ustedes se presenten con el Esposo, cuando sea el tiempo, con su lámpara encendida.

P. José Moreno León

Amigo de la madre Mica

 

TESTIMONIOS

FUE UN GRAN TESTIMONIO, UNA VIDA EJEMPLAR

Madre Mica, fue un gran testimonio, una vida ejemplar, fue una gracia especial el que me tocara cuidarla, viví momentos muy felices con ella.

Me ha fortalecido con su vida, porque ella fue una Mujer de fe, siempre consciente de la presencia de Dios en ella hasta el fin de su vida. Tenía un gran optimismo, fue alegre con corazón sencillo, bromeaba aun en la enfermedad, veía todo en modo positivo.

Creyó y confió en el amor de Dios y en la acción del Espíritu Santo; abandonaba todo, aun su dolor en manos de la Virgen María a la cual le tenía un grande amor, lo manifestó siempre con el rosario en la mano y con la mirada fija hacia la imagen de la Virgen Fiel y el Sagrado Corazón de Jesús. Rezaba por nuestra comunidad y por la perseverancia en el amor a Jesús de cada una de nosotras Catequistas de María Santísima, y en las noches cuando no podía dormir, se ponía a rezar y decía que estaba rezando una coronilla al Señor de la Misericordia por los que en ese momento ofendían a Dios. También una de sus grandes preocupaciones fue la promoción de las vocaciones sacerdotales y religiosas.

La virtud de la esperanza se le notaba en el lecho de su enfermedad, tenía la certeza que después vendría el alivio porque su esperanza era estar con Dios, porque Él tendría misericordia de su alma. No perdió la serenidad ni la tranquilidad, confiaba en la Divina Misericordia.

Su amor era grande. En una ocasión cuando me decía que pronto se iba a ir, le pregunté que si volviera a nacer qué haría de su vida, y me dijo que nuevamente Religiosa Catequista de María Santísima, porque FUE PLENAMENTE FELIZ EN SU VIDA CONSAGRADA. Era paciente, agradecida, el mínimo detalle que se tenía con ella siempre era retribuido con un “gracias”. Seguir leyendo MADRE MICAELA

Nueva Superiora de las Catequistas de María Santísima

El domingo 16 de junio de 2013 celebramos el Capítulo General en el que resultó electa Superiora la Madre María Luisa Ordaz Hernández y su gobierno general del periodo 2013-2019.

Mons. Faustino Armendáriz, obispo de la diócesis de Querétaro, celebró la santa Misa dominical.
Seguir leyendo Nueva Superiora de las Catequistas de María Santísima